28 de julio, 28 años.



Pues sí, un 28 de julio más, un cumpleaños más, un año más de aprendizaje profundo, de conocerme interiormente, de  reencontrarme de frente con mis  temores y adversidades, pero también de dar un paso al frente para superarlas tomando decisiones  valientes (a mi parecer).

Por otro lado, también ha habido cosas muy buenas de las cuales he aprendido mucho, pero que quizás no las disfruté  tanto como se merecen. He realizado el máster que desde segundo de carrera quería hacer, y que, mediante el cual me ha dado la oportunidad de  realizar prácticas en la Agencia de Colocación del Ayuntamiento de Elche, durante mi estancia allí aprendí mucho realizando tareas de interés público para ayudar a buscar empleo a personas con poca formación académica.

También durante este año he tenido la oportunidad de colaborar con COCEMFE llevando el deporte adaptado a los colegios  para que los niños, el futuro de nuestra  sociedad, conozcan desde bien pequeños lo que es  el deporte adaptado y la discapacidad. Seguro que más de un niño de los que han acudido a nuestra charla de adulto acaba relacionado con el mundo de la discapacidad facilitando la inclusión de  todos.  Otra cosa más gratificante que decir.

Siguiendo con el deporte adaptado, también tuve la oportunidad en enero de ir a Viena a presentar el Slalom en Silla de Ruedas ante el Comité Paralimpico, quizás yo nunca participe en unas paraolimpiadas pero podré decir con orgullo que fui unos de los precursores de que este deporte tenga el reconocimiento mundial que se merece.

Sí, ya  sé que ya no escribo tanto por aquí pero es que no tengo mucho que decir ni que compartir, aunque sí que quiero intentar escribir más aunque sean mis propias paranoias sin interés alguno, al fin y al cabo la escritura es un desahogo para mí como para otros muchos, asique intentaré improvisar más. Aunque tengo que decir que cuando he entrado al Blog después de un mes he visto que las visitas se han mantenido pensando que se desplomarían al no actualizar el Blog, asique gracias quien quiera que seas por seguir leyéndome.

Para los 28 me propongo sonreír más, disfrutar de la vida, alejar  los malos pensamientos de mi (esto es complicado  xD), aprender a jugar al ajedrez (sí, suena friki pero me estoy viendo un curso audiovisual y me mola), entrenar para mejorar los resultados en el Slalom, buscar curro, aprender todo lo que pueda y de cualquier cosa, estar cerca de quien me necesite, pero sobretodo me propongo mejorar y evolucionar como persona.

Ya son 28 años de experiencias, alegrías, heridas y alguna que otra cicatriz.

Os dejo con la canción “tengo 26” de Andrés Suarez  a pesar de que ya tengo 28. 




Comentarios

Entradas populares de este blog

Fin de Prácticas en "La Dipu"

Somos Esclavos de Cosas Insignificantes

Soy Graduado Social

El Miedo...